El Gobierno estudia vías de financiación para la televisión pública

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha anunciado que en unos días el Gobierno se reunirá con las cadenas de televisión “para estudiar y proponer vías alternativas de financiación que permitirán mayor holgura y facilidades a operadores privados”. La Administración no contempla recuperar la figura del canon.

Tras las declaraciones del Presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la “drástica” reducción de la publicidad en Radio Televisión Española y ante la pregunta realizada por el presidente de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), Alejandro Echevarría, durante los desayunos informativos de Europa Press, De la Vega ha asegurado que el Ejecutivo planteará un modelo que respete las características de independencia, calidad y servicio público y sostenibilidad económica comprometidas, que permitirá "mayor holgura" y "facilidades" a operadores privados.

 
La vicepresidenta primera del Gobierno ha explicado que la pasada legislatura el Gobierno anunció una reforma de la televisión pública estatal con tres objetivos: hacer de ella una televisión independiente y desgubernamentalizada, de calidad y servicio público, y sostenible desde el punto de vista económico. En este sentido, ha concretado que los dos primeros puntos ya están en marcha, pero no el tercero y "no es que no sea sostenible", sino que el modelo de financiación "constituye una distorsión en los modelos europeos".
 
Durante los últimos años, el Gobierno ha reducido la publicidad de la televisión pública a razón de un minuto por año hasta los actuales 10 minutos por hora. En 2010 se llegaría a nueve minutos. “Teníamos el compromiso de ir reduciendo paulatinamente la publicidad en la televisión pública a los efectos de permitir que no se produjeran distorsiones en el mercado en relación a este tema y la versión que ha adoptado el Gobierno es la de acelerar precisamente la situación que se está viviendo en estos momentos de crisis de la publicidad para permitir una mayor holgura de funcionamiento a los operadores privados”, subrayó De la Vega, quien además insistió en que el objetivo es el de "acelerar ese proceso de supresión drástica de publicidad en la televisión pública”, tal y como lo ha anunciado Zapatero.
 
Esto conlleva estudiar y proponer vías alternativas de financiación y detalló que el Ejecutivo “está en ello”, ya que ella misma está trabajando con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y que ya tiene el modelo. Todo ello estará "muy pronto", aunque no quiso confirmar si antes de verano o no. Lo que sí que hizo fue descartar el canon de financiación de televisiones públicas que existe en toda Europa, derogado por Francisco Franco, y afirmó que habrá otras vías alternativas que se concretarán "en unos días
 
Nuevo escenario
 La reducción de la publicidad en la televisión pública y la búsqueda de nuevas vías de financiación es complemento de la Ley General Audiovisual, según afirmó la vicepresidenta y "todo eso va a conformar una nueva situación que permitirá dar facilidades a los operadores privados, pero que también respete nuestro modelo de televisión pública independiente, de calidad y sostenible".
 
 
Modelo mixto
Por su parte, la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) abogan por un modelo mixto de financiación que no cargue sobre los impuestos todo el peso económico de las televisiones públicas en un momento de crisis.
 
“En un momento de crisis como el actual -según manifiesta la AUC en un comunicado- no parecería razonable eliminar la publicidad de las televisiones públicas, salvo que se pretenda reducir al máximo las inversiones en este ámbito y reducir el papel de esas televisiones a una cuota de oferta puramente marginal”. Lo razonable para la AUC sería evolucionar hacia un modelo mixto de financiación en el que los ingresos estrictamente publicitarios se situaran en torno a un 30%/35% del presupuesto total de dichas televisiones, con criterios rígidos que eviten la saturación publicitaria en determinadas franjas horarias. Además añade que los cambios en el modelo de financiación no deben centrarse exclusivamente en RTVE, sino ampliarse al resto de cadenas autonómicas.