Fotografías de Casadevall atraen mil comentarios en Facebook

Luis Casadevall, que usa en la red su segundo apellido, Madronal, va a publicar un libro con sus fotografías y los comentarios
A Luis Casadevall se le ocurrió subir unas fotos a su página de Facebook , denominada Luis Madronal ( su segundo apellido, sin ñ, porque su hijo Luis se adelantó en el registro). A los pocos días amigos y curiosos comenzaron a inundar con comentarios su álbum “Pasaba por allí” hasta tal punto que ha pensado en hacer un libro impreso con las fotos y publicar también algunos de los mil comentarios que ha recibido. Concretamente en los primeros ochos días ha conseguido, con 128 fotos, 1.100 comentarios y, además, la plataforma de apoyo" Publiquemos un libro" está en cerca de 300 personas en los primeros cinco días.
Para este proyecto del libro cuenta con Jose Luis del Corral, escritor y humanista y responsable de la agencia Casadevall y Quintero en Sevilla, que se encargará de ilustrar con textos las fotografías; el creativo digital Daniel Solana, su hijo Luis, el realizador de cine Manuel Martínez Velasco y un numerosísimo grupo de personas, algunas de ellas conocidas por el proyecto, que están colaborando en su crecimiento, sin olvidar “el cálido apoyo de mis colegas publicitarios, con algunos comentarios que ya por si solos justifican todo esto”.
“Esta es una aventura en la que estoy aprendiendo muchas cosas. A nivel profesional, está siendo una auténtica inmersión, en vivo y en directo, en la inmensa fuerza de las redes sociales. Me había informado, había escuchado, había leído y visto. Pero esto es otra cosa, estoy teniendo el privilegio de vivirlo en directo, en carne propia. A partir de ahora podré decir, confieso que (lo ) he vivido. Confieso que he aprendido”, dice Luis Casadevall Madroñal, quien destaca que “lo más importante, a estas alturas de la vida, es la impagable experiencia personal y humana que significa relacionarte con cientos de personas, que me demuestran que internet no es un medio frío. Todo lo contrario, el más caliente y sensible que he conocido”.