7 de cada 10 consumidores detecta falsos precios en las rebajas

Falsos precios, descuentos anunciados no aplicados y productos en rebaja sin descuento aplicado sobre el precio real, las principales irregularidades que los consumidores detectan en las tiendas.

Casi 7 de cada 10 consumidores asegura haber detectado falseos de precios en las pasadas rebajas puestas en marcha por los establecimientos en España durante el invierno pasado, según un informe FACUA-Consumidores en acción. es decir, el 65% de los consumidores que acudieron a las tiendas tras el 6 de enero de 2014 mientras duró la temporada de descuentos (trabajo de campo entre el 8 y el 4 de febrero). El 23% de los encuestados asegura que observó este fraude en algo más de la mitad de los comercios visitados, el 18% en algo menos de la mitad y el 24% en una pequeña parte de los establecimientos donde acudió. El 8% opina que el falseo de precios no se dio en ninguna tienda.

Según los responsables de FACUA la encuesta pone de manifiesto que "continúan las irregularidades en estos períodos de compras y la desprotección del consumidor por parte de las autoridades competentes". El trabajo refleja que siete de cada diez consumidores critican los bajos porcentajes de descuento de los productos en los comercios que anunciaban rebajas de hasta el 50% o 60%. Ocho de cada diez consumidores asegura que ha detectado productos con supuestos descuentos que en realidad no habían estado en la tienda antes de las rebajas. El 47% asegura haber detectado esta irregularidad en más de la mitad de los comercios a los que acudió en rebajas, el 15% en algo menos de la mitad y el 16% lo detectó en una pequeña parte de los establecimientos donde realizó sus compras. Sólo un 3% de los usuarios no vio este fraude y dos de cada diez no sabe/no contesta.

La asociación lamenta que desde la desregulación de las rebajas llevada a cabo por el Gobierno central, los comercios pueden anunciar rebajas que duren menos de 24 horas y en productos que ni siquiera hayan estado en la tienda el día anterior (la normativa territorial de algunas comunidades impone que lleven al menos un mes). Antes, los artículos objeto de rebajas tenían que llevar al menos un mes en la tienda en la oferta habitual de ventas, sin haber sido objeto de otra promoción en ese periodo.
FACUA alerta de que la ley sólo dice que “deberán haber estado incluidos con anterioridad en la oferta habitual de ventas”. Es decir, el comercio puede adquirirlos, colocarlos en las estanterías y, pasados unos minutos, indicar que tienen un nuevo precio rebajado.