Tendencias que marcarán el futuro de la industria de los medios y el entretenimiento en España

La aparición de consumidores más poderosos en su relación con marcas y medios, anunciantes comprometidos y la colaboración como vehículo para generar contenidos marcarán el día a día de la industria.

Internet y el mundo digital no entienden de crisis económicas. Los ingresos procedentes de la publicidad online y del acceso a Internet acumularán crecimientos de dos dígitos -un 13% y un 10% en tasa anual compuesta, respectivamente- en los próximos cinco años y se convertirán en el motor de la industria en España. Esta es una de las principales conclusiones de la duodécima edición del Global Entertainment and Media Outlook (GEMO) 2011-2015, elaborado por PwC, que ofrece una visión general del sector de medios de comunicación y entretenimiento en España y a nivel mundial y proporciona previsiones sobre su evolución en el período comprendido entre 2011 y 2015. (ver noticia relacionada aqui).

El informe, además de aportar cifras relevantes, señala tres tendencias que marcarán el futuro de la industria entre 2011 y 2015:

La realidad de un consumidor poderoso. Con la explosión del mundo digital, el consumidor tiene una mayor oferta y el gran reto de las empresas es que consigan cobrar por sus contenidos. Para lograrlo, los criterios de participación y exclusividad (descuentos o acceso a los contenidos en primicia) serán claves.

La aparición de un anunciante comprometido. Los anunciantes pagan en los entornos digitales para anunciarse allí donde se encuentra su público objetivo. Y, si pueden interactuar con ellos de forma personalizada, todavía les resulta más atractivo.

La implantación de la empresa colaborativa digital. La transformación del negocio, exigida por el contexto de digitalización, obligará a la empresa del futuro (la denominamos empresa colaborativa digital) a sustentarse en la tecnología, que jamás volverá a ser un elemento aislado dentro de la empresa, ya que ella será la propia empresa.