El Foro de Marcas Renombradas sale en defensa de las marcas catalanas

El Foro defiende aquellas marcas que construyen país y critica cualquier tipo de boicot a las marcas catalanas

Ante la actual situación de incertidumbre política en Cataluña, que está afectando de manera importante a la actividad de muchas empresas, el Foro de Marcas Renombradas Españolas considera necesario apoyar y defender la labor de estas empresas y marcas y su importancia económica y social. El foro, cuyo objetivo es fomentar la importancia estratégica de las marcas e impulsar su internacionalización, potenciando la imagen de la Marca España a través de estas marcas, considera que en una economía social de mercado, las empresas son el motor principal de crecimiento económico, creación de empleo y generación de progreso y bienestar social. Asimismo, pone de manifiesto que las marcas forman parte de nuestra cultura, de nuestra historia, de nuestra vida cotidiana y de nuestras experiencias, y contribuyen a construir y cohesionar país y sociedad. En ese sentido, el Foro expresa que muchas marcas catalanas son referentes internacionales tanto de España como de Cataluña, habiendo participado desde hace años como embajadoras de la imagen de España a través de su pertenencia al Foro de Marcas Renombradas Españolas. Por este motivo, considera que cualquier boicot que se plantee en el marco del actual contexto político es injusto y perjudicial no solo para esas empresas y sus marcas, sino también para la economía y la sociedad españolas. Además, esta situación afecta negativamente no solo a las empresas y la economía catalanas, sino también a todas las empresas y marcas que operan en Cataluña y a la economía española en general, dada la relación de interdependencia empresarial y económica existente.

Por eso, el Foro incide en que las empresas y sus marcas necesitan un marco institucional, legal y político estable, en el que poder desempeñar su actividad con normalidad. En ese contexto, el Foro de Marcas Renombradas considera necesario que en el marco de la ley, se establezcan las vías de diálogo y negociación necesarias para recomponer una situación de normalidad que favorezca la actividad empresarial y la concordia social, en beneficio del interés general.