Las claves para sacar todo el partido a Google y dominar internet

por Jesús Moradillo

En nuestro mundo globalizado, es necesario hablar de un concepto básico que es uno de los pilares de dicha globalización. No es otro término que la digitalización. Desde el punto de vista empresarial, la digitalización hace referencia al proceso cultural de adaptación, aprendizaje, participación y evolución del ADN empresarial, que debe nutrirse de manera continua y proactiva. 

Ser una empresa digital ya no es una elección, sino una necesidad y como tal, no puede obviar los recursos y herramientas que ofrece el omnipresente Google. Mucho más que un motor de búsqueda, Google puede convertirse en nuestro gran aliado a la hora de gestionar nuestro negocio en Internet de manera óptima y todo gracias al ecosistema de herramientas que ha construido para liderar Internet. Estas herramientas, que iremos desglosando, ofrecen un sinfín de sinergias y posibilidades de vinculación entre sí. Sin duda, usarlas sacándole el máximo partido nos permitirá dominar el momento de revolución digital que vivimos.

La guerra de los grandes por dominar Internet

Pero en esta lucha por controlar Internet, Google no está solo. Los gigantes tecnológicos, apoyándose en análisis de Big Data, realizan grandes acciones de M&A (Mergers and Acquisitions, fusiones y adquisiciones) para copar el universo de las herramientas, servicios y aplicaciones digitales, de tal forma que el usuario no se vea obligado a depender de otros providers.  Entre los ejemplos más claros y actuales, encontramos la compra por parte de Facebook de Instagram, por más de 700 millones de euros. Los más de 30 millones de usuarios registrados en Instagram en el año 2012 justificaban dicha inversión, ampliando así Facebook el target de usuarios con ambas plataformas. Facebook también compra en 2014 Whatsapp, con 500 millones de usuarios por 17.000 millones de euros, controlando así la app número 1 en el mundo de mensajería instantánea. Incluso los últimos rumores hablan de una posible compra por parte de Facebook de una de las plataformas de intercambio de criptomonedas más populares, Coinbase.

Otro de los grandes del universo digital, Amazon, hace lo propio también ofreciendo diferentes canales de rentabilidad. Por un lado, su insignia estrella, el ecommerce y, por otro lado, su reciente apertura al mundo de la producción y distribución de contenido a través de Prime Video. Otra herramienta de gran valor ofrecida por Amazon, y que ya venían ofreciendo otros como Google (Drive), Apple (iCloud) o Microsoft (OneDrive, Sharepoint), es su servicio de AWS (Amazon Web Services), una plataforma de servicios en la nube donde el usuario puede disponer de espacio de almacenamiento, entre otras posibilidades. Así, tanto Amazon como el resto de grandes proveedores de almacenamiento en la nube, hacen un uso más eficiente de sus propios recursos, obteniendo recursos adicionales y evitando la dependencia de otros providers como comentábamos anteriormente.

Es interesante la reflexión que hace Jeff Bezos, fundador de Amazon, sobre la capacidad de proceso en la nube. Él lo define como un “utility”, algo que, al igual que el agua o la electricidad, no necesitamos poseer, sino que basta con tener acceso al servicio, consumirlo y pagar lo usado.

El universo Google y su valor para el usuario/empresa

Llegados a este punto, destacaremos las enormes posibilidades que ofrece el universo de herramientas Google, herramientas de diferente índole vinculadas entre sí y destinadas a sacarle el máximo partido a Internet.

Dentro del campo de la productividad tenemos herramientas como Gmail. El correo electrónico de Google. Su diseño intuitivo y personalizable lo ha convertido en el servicio de correo electrónico favorito para muchos. Ofrece la posibilidad de realizar videollamadas a través de Hangouts, sin necesidad de recurrir a al competidor Skype (de Microsoft). También tiene un chat incorporado, 15 GB de almacenamiento gratuito y herramientas vinculadas como Drive, Fotos de Google +…, así como posibilidades POP3. Muchas empresas recurren a Gmail para su correo electrónico, especialmente en el mundo de las startups y empresas de ámbito digital.

Otra herramienta en este terreno es Drive. ¿Quién no tiene una cuenta Gmail en la actualidad? Ya sea personal o profesional, debes saber que por tu cuenta de Google Gmail dispone del servicio de alojamiento y colaboración online Google Drive. Se trata de un espacio seguro donde almacenar y trabajar tanto en línea como en offline todos tus documentos y archivos desde cualquier dispositivo. Una herramienta muy potente a la hora de trabajar en equipo cualquier tipo de formato, ya que acabareis con la desidia de las diferentes versiones que se generan de un mismo documento/información por ser tratadas por diferentes personas. Con Drive, todo se trabaja sobre un mismo documento, pudiendo intervenir varias personas a la vez y de forma online. ¿Su lema? ¡Comparte y colabora!

También podemos hablar de Meet. Si bien antes mencionábamos la aplicación Hangout como herramienta para realizar videoconferencias, Meet Google ofrece una herramienta destinada exclusivamente al ámbito profesional dentro del pack G Suite. Podrás crear “códigos de reunión” con contraseñas para que puedan acceder los participantes, además de integrarse con Google Calendar, lo que permitirá tener bien agendadas todas las reuniones gracias a las notificaciones de Calendar.

Igualmente de Keep & Tasks. Estas dos herramientas de Google tienen la peculiaridad de ofrecer servicios similares en cuanto a la creación y gestión de listas de tareas. Podríamos decir que Keep se mantiene en una interfaz más clásica y completa, mientras que Tasks apuesta por una estética más minimalista. ¿Cómo podrán ayudarte? Sin duda, dos armas potentes para la creación de notas y tareas, permite establecer tiempo límite y recordatorios, conocer el tiempo de cada tarea, añadir información y subtareas, realizar el seguimiento de las tareas… y todo ello con una posible sincronización con Google Gmail y Calendar. ¡Productividad máxima a la hora de cumplir con los timelines de tus proyectos!

Otra herramienta clave en el campo del marketing es  Google Search Console. El reino del posicionamiento orgánico.. Seguro que a estas alturas habrás escuchado hablar mucho de este término. El SEO es el conjunto de pautas y técnicas que permiten que una web se sitúe en una posición determinada dentro de los buscadores, por medio de “palabras clave”. Estas palabras clave o keywords, son los términos que los usuarios buscan en el motor de Google. Por ello, es lógico pensar que Google posicionará de forma correcta aquellas páginas que realicen un SEO óptimo, satisfaciendo la demanda de búsqueda del usuario. No olvidemos que en esta situación, el usuario recurre a Google y no a otros motores de búsqueda como por ejemplo Bing, por lo que a Google le interesa que la búsqueda del usuario sea lo más satisfactoria posible y por ello “premiará” a aquellas webs que lleven a cabo prácticas correctas de SEO, como pueden ser: contenido óptimo y de calidad, utilización de palabras clave de forma coherente, buena experiencia de usuario y usabilidad en la web, adaptabilidad, diseño responsive de tal forma que la web se adapte a cualquier pantalla, entre otros parámetros que harán que Google valore una web positiva o negativamente. Para dar esta valoración, Google pasa sus “arañas” por todas las webs que estén indexadas y quieran posicionarse en el motor de búsqueda, recorriendo cada palabra, enlace, categoría… en general, recopilando toda la información posible de cada web. En función de la información recopilada, Google indexa la web a su índice de contenidos de la Word Wide Web a través de un ranking que se genera según la valoración de Google. Es lógico pensar que el objetivo, especialmente de páginas webs de negocios y empresas, es aparecer en los primeros puestos del ranking, ya que así habrá mayores posibilidades de generar tráfico a la web y, por ende, una mayor posibilidad de conseguir clientes potenciales e ingresos.

Para gestionar de forma correcta una estrategia SEO, es necesario utilizar la herramienta gratuita de Google Search Console, con la que podrás supervisar y mantener la presencia de una web en los resultados de Búsqueda de Google. Entre sus funcionalidades destaca la mejora de accesibilidad web; saber si Google puede acceder a tu web y si entiende el objetivo de esta; información sobre cualquier problema del SEO On-Page; y la existencia de Malwares o posibilidad de Hackeo.

La premisa básica para hacer una buena estrategia SEO: “Más, no siempre es más. Calidad sobre cantidad”. Además a partir de ahora habrá que incorporar las nuevas fórmulas de búsqueda por voz para que los asistentes virtuales sean capaz de referir a nuestros productos cuando interactuemos con ellos. Parece que los Google Home, Homepod, o Amazon Echo van a tener un hueco indiscutible en nuestro salón. Veremos como cambia la forma de indexar contenido y enlazarlo con las peticiones de los usuarios: reservame una entrada para el teatro, búscame un restaurante cerca que tenga cocina abierta 24 horas, etc...

También hay que hablar de Google Ads. Al igual que para estar presente en Google se debe hacer una buena estrategia SEO, también es conveniente invertir en paralelo en campañas SEM. Aquí no estaríamos hablando de conseguir tráfico orgánico, sino de pago, a través de campañas optimizadas según el target al que nos queremos dirigir y en función del producto o servicio a patrocinar. Para ello, y en función del canal publicitario, Google pone a disposición del usuario diferentes plataformas. Quizás la más conocida sea Google Ads (Adwords), mediante la cual podemos crear campañas optimizadas desde cero, seleccionando si queremos que los anuncios aparezcan en la red de búsqueda de Google y/o en la red display. Por otro lado, encontramos GDN (Google Display Network), que como su nombre indica, es la compleja red de blogs y webs que permiten alojar publicidad y anuncios de display, gestionados estos a su vez desde Google Ads. YouTube también ofrece la posibilidad de monetización, a través de la publicidad alojada antes y durante la visualización de vídeos y que, solo pagas si alguien ve tus videos. Por último, también resulta interesante destacar DoubleClick. Esta herramienta, también de Google, ofrece una gestión global de las campañas y anuncios, desde su planificación, tráfico, el alojamiento… así como aspectos relacionados con la optimización y el reporting. Una opción muy interesante y completa para los negocios que quieran anunciarse en Google.

Otra herramienta clave es Google My Business. Sin duda te interesará tener una ficha de Google My Business si cuentas con un negocio local. Estas fichas se posicionan muy bien de forma geolocalizada, por lo que, si buscas, por ejemplo, “restaurante italiano”, te aparecerá la ficha del restaurante italiano más cerca a tu localización. En esta ficha, el usuario podrá consultar información básica de la empresa (horarios de apertura y cierre, teléfono, web…) además de comentarios aportados por otros usuarios, ofreciendo una valoración del negocio.

Entre las herramientas de monetización para generar ingresos destaca, por un lado, Adsense. Se trata de la opción creada por Google para que los propietarios de webs puedan monetizar su portal online. Simplemente, cualquier editor puede aceptar la colocación de anuncios en su web, obteniendo ingresos por cada clic que haga el visitante de la página. La aparición de anuncios es aleatoria (no puedes elegir qué tipo de publicidad o marca quieres que se anuncie). Google lo hará por ti, pero teniendo en cuenta por supuesto la temática y el target de tu web. A pesar de ello, muchos expertos en marketing desaconsejan esta práctica, ya que, de cara a la experiencia de usuario, puede resultar intrusiva y molesta, llegando incluso a aumentar la tasa de rebote de la web que aloja publicidad por no ofrecer una experiencia de usuario acorde a las expectativas de este.

En este grupo también tenemos Admob. Por supuesto, hay una esfera de la que no nos podemos olvidar y Google tampoco lo ha hecho, el mundo “Mobile”. Admob es la herramienta idónea para sacar rentabilidad de las apps móvil.

Y también a  YouTube. La plataforma de visualización número 1 del mundo también ofrece la posibilidad de monetización. Para ello, será condición principal ser partner de YouTube y tener un canal donde crear y publicar contenido audiovisual. Cada partnet podrá elegir si quiere monetizar o no su canal, ofreciendo la posibilidad de que se inserten vídeos publicitarios antes y durante la emisión de su contenido. Por cada clic o visita, podrá ir acumulando ingresos.

La herramienta clave para realizar analítica de Google es Analytics. Permite medir el rendimiento de un sitio web en profundidad para optimizar las acciones de marketing. Es sumamente importante, ya que nos permite sacar conclusiones, definir estrategias y acciones, y corregir errores. ¿Cómo lo hace? Analizando toda la actividad de una web. Dentro de Analytics, deberemos tener siempre presente en nuestra estrategia los embudos de conversión. La tasa de conversión marca el éxito o no de una acción en términos económicos, ya que es un indicador de cualquier acción o transacción por parte de un visitante en una web, factible de ser cuantificable. Por lo tanto, el embudo de conversión debe estar perfectamente definido en nuestra estrategia de marketing. Esto es, todo proceso que realizamos desde el principio para generar tráfico a nuestra web a través de contenido en redes sociales, posicionamiento SEO, AdWords, Afiliados, o incluso desde el mundo offline. Una vez el usuario está dentro de nuestra web, el embudo de conversión se estrecha, por lo que nuestros servicios y/o productos deberán estar bien comunicados y que la experiencia de usuario sea lo suficientemente buena como para que termine en una venta. Todo este proceso puede seguirse a través de Analytics. Además, el manejo e interpretación de esta herramienta será vital para trabajar correctamente otras como por ejemplo Data Studio (permite analizar los datos obtenidos de Analytics y crear cuadros de mandos), o Google Optimize (herramienta de testing y personalización que permite aumentar las tasas de conversión).

Y por último, en este repaso, destacar la herramienta Google de sistemas, Google Cloud. Como hemos mencionado al comienzo del artículo, la importancia de copar el mercado online a través de diferentes herramientas online es una realidad patente. Con Google Cloud Platform, Google busca ganar competitividad frente a otros grandes como Amazon. De esta forma, ofrece sus servicios de cloud computing bajo una sola plataforma.

Todas estas herramientas, bien utilizadas e interconectadas entre ellas, ofrecen un sinfín de posibilidades para garantizar que cualquier proyecto, a través de una estrategia de marketing bien definida, llegue a buen puerto. Para ello, como hemos visto, será fundamental apoyarnos en herramientas que nos aporten información sobre nuestras acciones, como Google Analytics. Más concretamente, será relevante poner atención al CRO (Conversion Rate optimization), ya que nos permitirá ser críticos con las acciones que estamos desempeñando para realizar una mejora continua en general y sobre el ratio de conversión de nuestro sitio web.

Si realmente quieres tener una oportunidad en el universo Google, hay que entender que todo radica en una estrategia de marketing cuyos pilares están interconectados. No podemos realizar una estrategia SEO y otra SEM a la par con temática o foco diferente. Todo debe mirar en la misma dirección, complementándose ya que todos los procesos están relacionados. El SEO afecta en la estrategia de paid y una estrategia correcta de sistemas afecta en la experiencia (UX).

¿Qué puede ocurrir si implementas correctamente todas estas herramientas en tu estrategia de marketing? Sin duda, el efecto positivo recaerá íntegramente en el ROI de tu negocio, ya que las herramientas de productividad te permitirán ahorrar costes, las de marketing poder vender más productos o dar a conocer tu marca y las de monetización sacar un rendimiento del tráfico de tus activos digitales. Eso sí, para hacerlo posible será fundamental poner toda la confianza en profesionales y empresas que sepan diseñar y establecer una estrategia holística para conseguir, tal como prometíamos en el título, dominar el universo de los negocios digitales.

 


Jesús Moradillo (Linkedin) es fundador y CEO en Apache Media Group, boutique digital independiente con sede en España y proyección internacional, muy enfocada a performance y fundada por exprofesionales de Google España. Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Valladolid y master en Business & Marketing por el ESIC, anteriormente ha formado parte de Google como director de desarrollo y nuevo negocio, así como coordinador de Campus Madrid. En etapas anteriores ha ormado parte del equipo de marketing digital de difrentes grupos editoriales, responsabilizándose del desarrollo de cabeceras como Marca, El Mundo  Expansión.