Trucos de los expertos para petarlo en Google haciéndolo bien (Parte I)

por Claudio Heilborn

El contenido de una web debe examinarse periódicamente para que supere los algoritmos de Google. Con este artículo plantearemos las principales claves sobre algunas de las herramientas que emplea Google para calificar automáticamente con un “notable” el contenido de tu página.

Comenzamos destacando la importancia de la expresión ‘El Contenido es el Rey’ pues éste es un factor clave para lograr un buen posicionamiento. Si nos centramos en el caso de Google, no sólo es importante la cantidad del texto, sino también la calidad y la relevancia. Así, la verdadera afirmación debiera de ser: El contenido es el rey, la calidad es la reina y la relevancia el príncipe. Por ello hay que diferenciar entre la información producida con el objetivo de comunicar y divulgar, y el del contenido generado solo con el propósito de hacer SEO y posicionar tu página de manera anti natural.

Hace algunos años estuvieron muy en boga las llamadas ‘Granjas de Contenido’. Se trataba de empresas que se ocupaban de generar textos que contenían numerosas palabras clave, pero sin ningún sentido ni criterio. Todo eso ya paso de moda. Hoy Google es mucho más inteligente y detecta esas estrategias automáticamente y penaliza cada vez que quieres hacer “trampa”. Hay que entender que el negocio de Google es devolver la mejor respuesta posible a la consulta que hacen en su buscador. Esa es la base de todo su gigantesco negocio y eso es lo que defenderá con uñas y dientes de las acciones de los SEO que intentarán por otra parte posicionar de manera no natural, las páginas de sus clientes.

Google invierte mucho en mejorar constantemente sus motores de búsqueda y dispone de distintas herramientas con actualizaciones periódicas para diferenciar el buen contenido del que es malo. Algunas de ellas son: Panda Update (cuya finalidad es penalizar páginas con contenido débil o falta de calidad), Penguin Update (encargado de localizar aquellos que están basados en enlaces  comprados para así impulsar el ranking de los buscadores), Hummingbird (colibrí) Update (que procesa consultas en los motores de búsqueda, por lo que es importante que el texto responda unas preguntas específicas. Por ejemplo, quién lo va a leer, en qué le puede ayudar, etc.)...

Google cuenta además con un complejo procedimiento de penalización manual y automática que  filtra y coloca en el temido ‘’Sandbox’’o “arenero” aquellas páginas que el sistema o el operario de Google ha detectado como haciendo trampa. Éstos procedimientos se encargan en definitiva de detectar algunos de los trucos más empleados para el posicionamiento y las penaliza colocando páginas en posiciones inferiores pese a estar muy trabajadas en SEO. Esto puede suceder incluso con páginas muy ricas en enlaces a las que se les hizo una fuerte acción de “link building” que en principio debiera de haber blindado la posición de la página, pero eso también es ya historia antigua.


El equipo de Webspam de Google, en donde se encuentran algunas de las mentes más brillantes de la compañía y de USA y conformado en sus inicios por el mítico Matt Cutts, encuentra así cada debilidad por la que se han “colado” los SEO para engañar a los resultados mostrados, y pone todos sus recursos en corregir dichas debilidades. En nuestra experiencia, conseguir mejorar el posicionamiento de tu empresa y que Google no identifique el contenido de tu página como spam, se resumen en 10  claves a cumplir:


1. Invierte tu tiempo en el contenido: El texto debe tener más de mil palabras pero con sentido y calidad para que Google lo muestre en los primeros resultados. La información debe reunir características como: sencilla, entendible, accesible, actualizada y amplia.

2. Busca ser creíble: Para darle crédito al contenido se debe referenciar las fuentes externas y a través de links redirigir a los mismos.

3. Evita automatizar tareas: Evitar el uso de programas o generadores de links automáticos. Siempre es mejor conseguir enlaces a la web gracias a la buena calidad y autenticidad del contenido.

4. Evita las Malas técnicas: Por ejemplo el ‘’cloacking’’  que consiste en mostrar a los usuarios una información diferente de la que se muestra en los buscadores.

5. Debes ser actual: Buscar en la sección de news de Google por temáticas de actualidad, para redactar un artículo que pueda ser de interés.

6. Sé autocritico: Esta quizás es la más difícil pero es también la más importante. Hummingbird Update busca diferenciar la calidad del contenido por lo tanto debemos hacer un auto examen acerca de lo que escribimos y respondernos con honestidad al respecto de un buen número de cuestiones como: ¿qué pregunta respondo en mi artículo?, ¿quién va a leerlo?, ¿En qué ayuda éste al posible lector?, ¿es suficientemente bueno y novedoso para aparecer en los primeros resultados de Google? Parece irrelevante, pero créanme, ¡esta es la base del éxito!

7. Sé grafico: Utilizar vídeos e infografías para atraer la atención durante más tiempo.

8. ¡Escribe con el corazón, pero también con la cabeza! Por ejemplo a la hora de hacer un análisis de palabras clave deberás incluir las Long-Tail Keywords dentro del mismo. A la hora de mejorar tu posicionamiento SEO deberás emplear dos términos muy importantes. Éstos son: el denominado ‘’Proof Terms’’ o palabras clave que deberán ser introducidas en el texto de forma natural, empleando la palabra principal del tema una vez o dos y, durante el resto del contenido, utilizando términos parecidos. El segundo de ellos es el denominado ‘’Relevant Terms’’, es decir, palabras relevantes que están incluidas en el contenido pero porque de forma natural pertenecen al mismo.

9. No aburras: No repetir el mensaje, utilizar sinónimos. En los casos con muchas repeticiones el lector deja de leer, por lo que la página web generará menos visitas y el contenido no aparecerá en los primeros resultados de los motores de búsqueda.

10.  Sé creativo: Utiliza títulos atractivos para llamar la atención de los usuarios además de emplear términos relevantes. Hay que tener en cuenta que es el elemento principal para captar la atención del lector.


A través de estas técnicas para mejorar la calidad del contenido de los textos de tu web, obtendrás un alto posicionamiento en los motores de búsqueda y por lo tanto más lectores accederán a vuestro sitio, esto es “trafico relevante” que es exactamente el tráfico que google busca para unir contenido con posicionamiento. Pero eso es materia de otro artículo que ya vendrá.

Como recomendación, después de llevar ya muchos años en esto del marketing digital, aconsejamos realizar un test periódicamente a la página web de la empresa para detectar los comportamientos erróneos y corregirlos. El objetivo es estar en internet y obtener y mantener una buena posición en los resultados de las búsquedas de los internautas.

Claudio Heilborn
CEO de MD Marketing Digital
www.mdmarketingdigital.com