Las treinteañeras españolas requieren su autoafirmación a través de las marcas aspiracionales y de referencia

La seguridad en sí misma se traduce en una gran apertura a la experimentación en todos los planos, motivación por conocer lo nuevo y diferente, así como hacia la exclusividad, lo especial y diferente. En este target ocho de cada diez mujeres declara probar sitios nuevos, restaurantes, etc. Una actitud que aparece con mucha fuerza en el universo gastronómico, los viajes, las marcas en general, los productos de cosmética y moda.

La treinteañera española es una mujer que requiere la autoafirmación y definición de la personalidad a través de la moda y en concreto de las marcas aspiracionales y de referencia. Según un estudio sobre este segmento d ela población llevado a cabo por el instituto The Cocktail Analysis para Condé Nast España, este atractivo target para las marcas es más proclive, en su consumo, ha optar por marcas exclusivas o de referencia en su segmento que otras mujeres de diferentes edades. De hecho el 72% de las treintañeras declaran concederse caprichos comprándose artículos caros.

El estudio (cuyo objetivo es analizar la mujer treintañera en España, sus hábitos de consumo y su valor comercial para productos de alta gama) identifica a ésta década con un momento de positividad y plenitud vital para la mujer. Muestra una fuerte seguridad y confianza en sí misma, independencia tanto a nivel emocional (autosuficiencia, fortaleza) como material (estabilidad económica). Además se muestra proactiva, dinámica, con inquietudes, compromisos, y aspiraciones de futuro.

"La llegada a los 30 se vive como un momento para detenerse y hacer balance vital, en términos de expectativas y aspiraciones de futuro. Y el resultado es positivo: el 75% se vive a sí misma mejor que en los 25 años. Es una época de plenitud, en la que se integra lo mejor de la juventud y lo mejor de la madurez: 7 de cada 10 se sienten más seguras de sí mismas, y el 85% se ve con más criterio para saber lo que quiere y tomar mejores decisiones". Se muestran optimistas e ilusionadas con el futuro: quieren evolucionar (aprender, formarse, no estancarse). El contexto de crisis no daña las aspiraciones en el terreno laboral, y apuestan por el emprendimiento y una actitud ambiciosa: 69% ansían un alto cargo laboral, y el 63% un negocio propio.

Abiertas a la prueba y defensoras de las marcas
La seguridad en sí misma se traduce en una gran apertura a la experimentación en todos los planos, motivación por conocer lo nuevo y diferente, así como hacia la exclusividad, lo especial y diferente. 8 de cada 10 declara probar sitios nuevos, restaurantes, etc. Una actitud que aparece con mucha fuerza en el universo gastronómico, los viajes, las marcas en general, los productos de cosmética y moda.

En este sentido, las marcas aspiracionales juegan un rol securizante, aportando exclusividad y estilo: prácticamente la mitad de estas mujeres declaran comprarse prendas de marca/diseñadores, que hacen su estilo personal, más especial...

Perfiles
Este target está integrado por mujeres internautas, lectoras de revistas femeninas, que no tienen carga familiar y que viven en pareja (la presencia de hijos cobra peso a partir de los 33 años de edad). Tienden a trabajar por cuenta ajena, en disciplinas relacionadas con sus estudios (en el 68% de los casos)… aunque sufren también una tasa de paro representativa de la sociedad española. Ven la tele y escuchan la radio de forma asidua. Además, consultan la prensa generalista especialmente a través de Internet. Dos de cada diez muestran mucha cercanía a las revistas (moda y belleza, corazón, decoración), declarando una lectura diaria de este medio.

Asimismo son altamente sociales en la red, el 75% accede a diario a redes sociales, siendo Facebook y Twitter las redes que actualmente están centralizando su actividad. Son avanzadas en cuanto a consumo de información, gestiones y compra online.

En el estudio se han identificado tres perfiles de mujer, en relación a la imagen que tiene la treintañera de sí misma y su relación con el mundo del consumo y el ocio: Fashionista (con un peso del 34%) , Streetstyle (representa el perfil mayoritario, con un peso del 43%) y Follower (23% de las treintañeras analizadas).

Para realizar el estudio la consultora ha realizado una encuesta online de ámbito nacional, a 900 mujeres de 28 a 35 años, internautas y lectoras de revistas de moda y belleza, además de 8 entrevistas en profundidad al target, con una tarea previa de diarios introspectivos y 6 entrevistas a expertos.