Atresmedia, el grupo más perjudicado por el cierre de TDTs

El movimiento le acarrea una pérdida de más de 3 puntos de cuota.

Atresmedia es el el grupo más perjudicado por el cierre de los canales de televisión digital terrestre en el escenario español, un hecho que ha supuesto para el grupo el cierre de varios de sus canales con la consiguiente pérdida de más de 3 puntos de cuota, según el análisis que ha realizado la agencia de medios Ymedia.

La agencia analiza 15 días después cómo ha afectado al reparto de audiencias el cierre de las nueve cadenas. El pasado 6 de mayo nueve cadenas de TDT (entre ellas Nitro, Xplora, LaSexta 3, La Siete y Nueve, de los dos principales grupos televisivos de España) pasaron a negro para cumplir así con la sentencia dictada por el Tribunal Supremo que declaraba nula la adjudicación de canales aprobada por el anterior gobierno socialista. La pérdida de Atresmedia afecta fundamentalmente a su módulo de cobertura, que cede 4,5 puntos de cuota, mientras que el módulo afinidad se beneficia del cierre con un incremento de 1,1 puntos.

En cambio Mediaset ha salido fortalecida. Pese al cierre de Nueve y Siete y una ligera pérdida de audiencia del 0,4%, incrementa su cuota en 2 puntos de la mano de los canales de Grupo Cuatro que suben un 1,4%.

Según Ymedia son las cadenas temáticas, tanto en abierto como de pago, las más favorecidas por la audiencia. Un caso particular es el de Paramount Channel que ha tenido que cambiar de dial, lo que ha provocado que en muchos hogares haya desaparecido y sea necesario resintonizarlo, por lo que ha bajado ligeramente su audiencia, entorno al 1%, aunque seguramente de forma temporal.

En el futuro inmediato podría haber incluso más cierres de canales, puesto que la denuncia de la que partió la sentencia del Tribunal Supremo solicitaba el cierre de 17 canales en total, al contemplar que se habían realizado inconstitucionalmente las adjudicaciones de las licencias. Hasta el momento sólo se han cerrado los 9 canales que adquirieron sus licencias de forma directa en 2010 por parte del Gobierno de Rodríguez Zapatero, pero las otras 8 adjudicaciones, anteriores a esa fecha, se están investigando.

Cambios de frecuencias
Al cierre de los canales se suma otro inconveniente más para los actores del mercado, como es el traslado de las frecuencias en las que ahora emiten los canales de TDT, para ceder espacio al 4G de las compañías de telecomunicaciones que operan localmente. Un ejercicio que debe llevarse a cabo antes del 1 de enero de 2015. Pasada esta fecha el Gobierno podría convocar un concurso para asignar nuevas licencias únicamente si hay espectro radioeléctrico sobrante después del dividendo digital para los teleoperadores.