La prensa mundial contra el acuerdo publicitario entre Yahoo y Google

La Asociación Mundial de Periódicos (WAN, por sus siglas en inglés) ha pedido a las autoridades reguladoras de la competencia en Europa y Norteamérica que impidan el acuerdo entre Google y Yahoo alegando su naturaleza anticompetitiva. La WAN asegura que esta unión puede tener un impacto negativo en los ingresos publicitarios que los motores de búsqueda proporcionan a los periódicos y a otros sitios web y sobre el coste de la publicidad de búsqueda subvencionada.

La WAN, que representa a 77 asociaciones nacionales de periódicos y a 18.000 periódicos en todo el mundo, considera que la competencia que existe actualmente entre Google y Yahoo es “absolutamente esencial para asegurar que nuestras publicaciones afiliadas reciban ingresos competitivos por la publicidad online en sus respectivos sitios web” y para “obtener precios competitivos cuando compren publicidad de búsqueda subvencionada”, según afirmó Gavin O’Reilly, presidente de la WAN. Por ello, ha solicitado a la División Antitrust del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, a la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea y a la Oficina de Competencia de Canadá que examine el impacto del acuerdo y que bloquee su realización.

“Desde nuestro punto de vista, el acuerdo de publicidad propuesto entre Google y Yahoo puede debilitar considerablemente esa competencia, acarreando menos ingresos y precios más altos para nuestros miembros”. Asimismo la WAN ha asegurado en un comunicado que teme que el acuerdo le proporcione a Google un poder de mercado en segmentos importantes de la publicidad online y la posibilidad de sacar provecho de su dominio en la búsqueda por internet en otros mercados.

Acuerdo
En virtud del acuerdo entre los motores de búsqueda, Yahoo puede publicar anuncios suministrados por Google que aparecerán en las páginas de resultados según los términos de búsqueda de Yahoo. El acuerdo proporcionaría millones de dólares de beneficios a Yahoo y fortalecería el poder de Google en el mercado publicitario de los motores de búsqueda.

“Google y Yahoo son actualmente los dos proveedores líderes en materia de anuncios de contenidos y de anuncios de búsqueda agrupada a los sitios web de información online, y compiten intensamente en ese plano” dijo la WAN. “Dicha competencia obliga a cada una de las compañías a proponer a los anunciantes las mejores condiciones y asegura que los periódicos se beneficien con un ingreso equitativo de mercado por su derecho a exhibir anuncios y recuadros de búsqueda en sus páginas web.

“Inevitablemente, el acuerdo propuesto debilitará a Yahoo como competidor en estos acuerdos. Los anunciantes van a dirigirse cada vez más a Google pues éste les ofrecerá precios más ventajosos que Yahoo. Este gestionará entonces menos anuncios propios y tendrá por consiguiente una capacidad reducida para brindar condiciones mejores que Google”. Según la WAN este problema aumentará con el tiempo porque “Google se ha negado a autorizar a Yahoo a mostrar los anuncios de Google en las páginas web de nuevos editores que se asocien una vez firmados los acuerdos. Dicho de otra manera, Google ha impuesto condiciones que impiden a Yahoo hacer uso de una de las últimas oportunidades que le quedaban de competir con Google”. La consecuencia para los periódicos es que las ofertas de Yahoo para sus actividades publicitarias serán con toda probabilidad menores de lo que son actualmente.

Ambas compañías han dado un plazo voluntario de cien días para que el Departamento de Justicia de los EEUU pueda revisar el acuerdo.

Aunque Google y Yahoo afirman que el acuerdo sólo se limita a Norteamérica, la WAN cree que tendría un efecto significativo entre los editores de periódicos europeos y que legitima una pesquisa por parte de la Comisión Europea. “Muchos de nuestros miembros europeos actúan también en Norteamérica por lo cual se verán afectados por cualquier conducta anticompetitiva que se adopte allí”, afirmó la WAN en su carta al Director de la Competencia Europea, Cecilio Madero.

Además, “creemos que el acuerdo hará que se reduzcan los incentivos de Yahoo para competir con Google pues, según se informa, Yahoo piensa ganar cientos de millones de dólares anuales gracias a este acuerdo. Y también porque al controlar Google y Yahoo juntos más del 95 por ciento de los gastos de publicidad de búsqueda de sus anunciantes, ambas compañías podrían, si quisieran, fijar fácilmente las condiciones de competencia en la Unión Europea.”