Advertisement

La nueva política contra el rastreo de Mozilla Firefox amenaza al sector

Es posible que muy pronto todas las solicitudes de seguimiento se bloqueen a nivel del navegador. Firefox ya quiere eliminar las cookies generadas a través de redireccionamientos y esto, a largo plazo, puede llevar a que los afiliados no puedan ganar dinero con las redes de afiliación que trabajan de este modo

Mozilla Firefox ha anunciado una nueva política contra el rastreo: ETP 2.0, que supone que cada 24 horas el algoritmo del navegador eliminará las cookies utilizadas por las plataformas de afiliados y otros servicios de rastreo. Dicha configuración estará habilitada de forma predeterminada para todos los usuarios del navegador. Es decir, Mozilla pretende evitar que se recopilen datos de los usuarios sin su consentimiento y limitar las posibilidades de rastrear las redirecciones.

El navegador es uno de las primeras empresas en anunciar tales innovaciones, pero es probable que a lo largo del año otras compañías sigan el ejemplo. Así, Safari ya ha contado con una intensiva actividad en este ámbito, a la vez que Google ha prohibido los redireccionamientos secuenciales para los anuncios de Google Ads en Android y planea prohibirlos en otros dispositivos.

Hoy en día, la cuota de mercado de Mozilla es relativamente baja (un 8.5%), pero en el caso de que los navegadores más grandes se unan a la tendencia y restrinjan el seguimiento de las redirecciones de otras formas, los efectos negativos se producirán tanto sobre los afiliados como sobre los anunciantes y plataformas de afiliados.

Un redireccionamiento de seguimiento es un método de rastreo que transfiere información sobre los clics del publisher al anunciante a través de escalones intermedios. Son éstos los que, en última instancia, pueden verse afectados por las restricciones del navegador. En general, la cadena funciona del siguiente modo:

  1. El usuario hace clic en el enlace de afiliado que conduce a la página web del anunciante.
  2. Se le redirige al sitio web de la red publicitaria. El sitio web escribe una cookie con el número único de clic en el navegador del usuario y redirige al usuario a la web del anunciante.
  3. El sitio web del anunciante también guarda este mismo valor (el número), a través de los parámetros GET del enlace de afiliado.
  4. Cuando el usuario realiza una acción de conversión, el sitio web del anunciante entrega el valor a la plataforma de afiliados.

Si Firefox elimina las cookies en el segundo paso, será imposible el seguimiento. Sin embargo, expertos aseguran que el ETP 2.0 es uno de los primeros pasos no solo para eliminar las cookies, sino también para prohibir por completo los redireccionamientos de seguimiento. En caso de que este hecho se produzca, los afiliados no podrán recibir su recompensa.

En muchas ocasiones, las cookies creadas en el momento de una redirección ya no son necesarias para fines de seguimiento. El identificador único de clic, mediante el cual la plataforma determina a qué afiliado hay que pagar la recompensa, se almacena en el lado del anunciante, obviamente con el consentimiento del usuario.

Andrii Yaroshchuk, marketing manager de Admitad España, señala que la red de afiliados apuesta por un plugin que realiza el seguimiento de manera diferente de la mencionada antes: cuando se carga la página web del publisher, los enlaces de afiliados en el lado del usuario se vuelven ordinarios (no afiliados). Al hacer clic en ellos, éste se dirige directamente a la tienda del anunciante. Como resultado, en lugar de pasar por la cadena de redireccionamientos, el usuario va directamente a la tienda. En paralelo, el complemento envía en segundo plano una consulta a Admitad, pero el usuario no la ve. Junto con la consulta se transmiten los datos de identificación de clic y SubId, que se guardan en la base de datos de la plataforma.

Cabe destacar que, a diferencia de otros modelos publicitarios, el marketing de afiliados también trabaja con diferentes tipos de seguimiento que no dependen de las cookies –como la integración de servidor a servidor, la integración a través de Google Analytics o la de archivos XML, entre otros-. Por tanto, el modelo CPA se hace aún más atractivo tanto para los anunciantes como para los publishers.