Los padres superan a los influencers como principal fuente de inspiración en moda infantil

Solo uno de cada cinco españoles considera que los influencers son la principal inspiración a la hora de vestir a los niños

El 95% de los padres considera que la moda infantil está muy influenciada por las tendencias adultas. Tanto es así que a los influencers todavía les queda un amplio camino por recorrer ya que solo un quinto de los españoles los considera como la principal fuente de inspiración en moda infantil. 

Según una encuesta realizada por vente-privee, el sector de la moda infantil todavía está al margen de la corriente influencer. Y eso a pesar de que el 90% de los encuestados considera que  la manera en la que se visten los niños ha cambiado drásticamente en los últimos años. Por estilos, se puede observar que se ha dejado el estilo clásico de lado (25%), para vestirles de forma moderna (46%), deportiva (12%) e incluso cool (11%). De hecho, tal es el punto que se considera que la moda infantil está bastante influenciada por las tendencias adultas (95%).
Ahora bien, la mayoría considera que la principal fuente de inspiración a la hora de elegir prendas infantiles es el estilo de los padres (49%), muy por delante de las redes sociales e influencers (18%) o de los personajes ficticios (14%).

Aun así, hay personas que no se fijan en modas ni estilos y directamente visten a sus hijos con ropa que heredan de familiares y conocidos, aunque, sobre este asunto, hay disparidad de opiniones. Por un lado, el 58% afirma haber heredado poco o nada de ropa, mientras que el 42% dice haber recibido mucha o bastante de amigos o familiares. 

Por otro lado, el estudio indica que con la aparición del ecommerce, la forma de comprar ha dado un giro de 180 grados y en términos de moda infantil, el 91% de los eshoppers afirma comprar este tipo de prensa en tiendas online. De hecho, uno de cada cuatro afirma haber comprado entre el 50 y el 70% de la ropa infantil a través de internet con un gasto que se sitúa entre los 75 y los 100 euros por persona. Por otro lado, el precio ya no es un factor diferencial, ahora el tejido es la prioridad y el 48% de los españoles considera que lo más importante a la hora de comprar este tipo de prendas es que estén fabricadas con tejidos naturales, orgánicos o de tacto agradable.