Advertisement

Bambina ficha a Elena Martín y Àlex Sardà como directores

Ambos prestan especial atención a la dirección actoral, consiguiendo así resultados con esencia naturalista y documental pero sin perder la estética visual

La productora Bambina, fundada en 2021 por la productora ejecutiva Luna Esquerdo y el cineasta Javier Ruiz Caldera, ha incorporado en su equipo de dirección a Elena Martín Gimeno y Àlex Sardà, sumándose así a Gabe Ibáñez, Alberto Rodríguez, Dani de la Orden, Jason Evans, Francesca Català, Carlota González-Adrio y Javier Ruiz Caldera.

La carrera profesional de Elena Martín Gimeno se ha desarrollado notablemente en tres ramas: dirección, guion e interpretación. En 2017 dirigió y protagonizó su ópera prima, Julia Ist, película que la dio a conocer en el sector audiovisual y con la que obtuvo la Biznaga de Plata a la mejor dirección en la sección Zonacine del Festival de Málaga. Desde entonces, como directora ha formado parte de proyectos diversos, desde series de televisión como Vida Perfecta (2019 - 2021) y En casa (2020) hasta videoclips como Perra (2021), de Rigoberta Bandini, pasando también por la publicidad con el cortometraje Grrr! (2024) para promocionar el D’A Film Festival. Su último largometraje, Creatura (2023), ha concentrado sus tres grandes pasiones obteniendo gran reconocimiento en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, en los Premios Gaudí y en los Goya.

Por su parte, Àlex Sardà ha mantenido siempre un especial interés por la fotografía y como director oscila entre el documental y la ficción, contando con proyectos como los cortometrajes Gang (2020) o Fuga (2021) y su reciente primer largometraje documental Hafreiat (2022). Su paso por la publicidad también ha sido palpable, habiendo dirigido una de las últimas campañas de Boboli, Nature’s Tempo (2023), o la pieza A Constant Movement (2018) para promocionar la décima edición de la bienal internacional de Landscape Architecture, obteniendo un Laus de plata. Asimismo, con Ira (2021), spot para anunciar el Festival Clàssics de ese año, también ganó un Laus de bronce.