El 62% de los consumidores de EE.UU. dedica más de dos horas semanales a buscar ahorros con cupones descuento

Las marcas pusieron a disposición del mercado 470.000 millones de vales descuento para productos de gran consumo a lo largo de 2011 en Estados Unidos. Este año se está usando el doble de cupones y aplicaciones móviles que en 2011.

El 62% de los consumidores estadounidenses dedica más de dos horas a la semana a buscar ahorros a través de cupones, accediendo a descuentos superiores a los 30 dólares semanales según indica Valassis, compañía especializada en la gestión de promociones basadas en cupones descuento, que ha hecho públicos los resultados de Fifth Annual RedPlum Purse String Study (una encuesta realizada entre 9.100 personas que calibra la habilidad de los consumidores en la tarea de obtener ahorros de tiempo y dinero, y que concluye que compartir cupones con familiares y amigos juega un papel multiplicador en cuanto a la obtención de descuentos). Del informe se desprende que hay un incremento del 18% en aquellas personas que dedican menos de una hora a buscar cupones provenientes de cualquier fuente, con un promedio de ahorro que sigue siendo consistente.

El 82% de la muestra afirma compartir o cambiar regularmente cupones con sus familiares o amigos. Al ser preguntados en torno a qué harían para recibir unos ahorros del 25% o superiores, el 75% de los encuestados afirma que se registraría en una e-mail newsletter; al 67% pulsaría 'me gusta' en una página de Facebook y el 17% twittearía o retwittearía una oferta, lo que representa un 5% más que en 2011.

El estudio concluye que los compradores que son sociales y comparten promociones con amigos y familiares tienden a ahorrar más. Según el trabajo, realizado a lo largo de un mes entre los pasados junio y julio, el 50% de los encuestados que siempre comparten cupones ahorran 31 dólares o más a la semana frente al 18% de las personas que nunca comparten estas herramientas de ahorro.

Los compradores con tendencia a ahorrar usan tanto las fuentes tradicionales como las digitales para recoger los mayores descuentos. El número de encuestados que buscan ofertas, tanto online como impresas, ha crecido este año un 9% sobre 2011.

El 61% de los encuestados planean sus salidas a comprar en torno a circulares, cupones y promociones, un 10% más que en 2011. Aquellos que usan sus teléfonos inteligentes para conseguir ahorros están a menudo accediendo al cupón a partir de un e-mail, seguido de descarga del cupón o de una app para identificadora de ahorros.

Comestibles, lo que más interesa
Por categorías, las que más interesan a los consumidores estadounidenses son los canjeables en tiendas de comestibles, seguidas por restaurantes y tiendas de ropa. Viajes y servicios como lavanderías, con un 29 y 25% de incremento, han elevado su demanda frente a 2011.

De acuerdo con Purse String Study, el 71% de los encuestados obtienen sus cupones y ofertas a menudo a través de la prensa, las alertas de cupones por e-mail, las circulares de los retailers, búsquedas en Internet y el mail. Adicionalmente, el porcentaje de consumidores que usan con mayor frecuencia los mensajes de texto del teléfono móvil para obtener una oferta se dobló en 2011.

El 60% de los consumidores reconoce usar sus vales descuento para cubrir necesidades básicas, aunque ha caído un 16% desde 2011.

El móvil tiene tirón
Otra conclusión relevate de este estudio es que cada vez más consumidores usan cupones y aplicaciones móviles desde el año pasado, más del 100% que en 2011. Mientras que en todos los grupos de ingresos, se incrementa el uso de cupones y aplicaciones móviles, aquellos que ganan menos de 20.000 dólares triplica su respuesta sobre 2011. Otro dato sobre dispositivos móviles: el 79% de los encuestados que usan más cupones móviles este año están ahorrando más de 50 dólares semanales.

Negocio
En EEUU, las marcas pusieron a disposición del mercado 470.000 millones de vales descuento para productos de gran consumo a lo largo de 2011. Ese año se canjearon en territorio estadounidense alrededor de 3.500 millones de cupones, un 6,1% más que en 2010. El valor de los ahorros conseguidos se situó en 4.600 millones de dólares, lo que significa un incremento del 12,2% sobre el año previo.

El ratio de canje por persona y año alcanza los 14 vales en EEUU, mientras que en España, en donde todavía queda mucho camino por recorrer, solo se canjea poco más de uno por habitante.