Por qué 5G no es 4G + 1

por Ben McInerney

Es fácil pensar en 5G como simplemente 'Internet más rápido'. Y aunque podemos esperar que efectivamente, con su llegada suba la velocidad promedio de descarga y subida de datos hasta 10 veces más, con velocidades máximas hasta 50 veces más rápidas (50Gbps), la velocidad no es el único factor diferenciador del 4G frente al 5G. 

Retrocedamos hace seis años hasta el lanzamiento de 4G en Europa. En ese momento, hubiéramos pensado "bueno, es solo 3G más rápido, ¿no?". Pero en este tiempo hemos avanzado y ahora incluso nos sentimos cómodos alojándonos en casas de completos extraños o incluso alquilando nuestras propias casas a extraños, gracias a servicios como Airbnb.

Esto es una muestra de que el 4G no es sólo 3G más rápido. Airbnb, Uber, Deliveroo… son los resultados de una cobertura de Internet más confiable, paquetes de datos más grandes, el auge del comercio electrónico y el surgimiento de Internet of Things (IoT). Todo esto ha creado confianza en el consumidor y confianza en cómo y cuándo usamos Internet. Entonces, ¿por qué vemos el 5G simplemente como una continuación de 4G? Para empezar, la infraestructura es drásticamente diferente. Cuando Ofcom subastó el espectro de 5G el año pasado, las empresas licitadoras competían por la frecuencia en el rango de 30-300GHz. Este es un gran cambio en las frecuencias actuales en el rango de 5 GHz (The Guardian, abril de 2018). Las frecuencias son lo suficientemente altas como para evitar la interferencia de las señales circundantes. Es como construir una nueva carretera en la que nadie conduce.

¿Alguna vez ha estado en un concierto, evento deportivo o supermercado y no has tenido cobertura de datos? Eso es porque todos compiten por la señal en la misma frecuencia. 5G evita esto, permitiendo que más de 1.000 dispositivos por metro cuadrado se conecten a la señal ( ASDA Mobile, noviembre de 2018 ).

Ahora, esto también presenta obstáculos. 5G transmite en gran medida datos a través de pequeñas células utilizando ondas milimétricas. Debido a la naturaleza de las longitudes de onda, es más difícil que la señal se doble alrededor de objetos sólidos, como edificios, ventanas y árboles (AdWeek, febrero de 2018).

La ventaja, es que hay menos latencia y almacenamiento en búfer. Mirando los diagramas a continuación, podemos ver cómo la señal se transmite de manera diferente entre 4G y 5G.


 
La señal 5G se transmite de forma más lineal. Esto es crítico cuando pensamos en el uso creciente de la robótica para la automatización. Si tienes un automóvil sin conductor, no deseas una señal inconsistente. Entre cada pico y canal en la señal hay micro momentos de amortiguación, lo que no es ideal para un robot que necesita realizar una tarea continua, como conducir o realizar una cirugía.

La infraestructura 5G ofrece un mayor ancho de banda que es probable que haga que el IoT realmente despegue y nos permita que todo esté conectado. Comenzaremos a perder el "tiempo muerto" y cada minuto puede volverse productivo. ¿Te lavas los dientes por la mañana? Su espejo inteligente le dirá todas sus próximas reuniones, la mejor manera de llegar a ellas e incluso le hará sugerencias sobre qué ponerse, según lo formal o informal que sean sus reuniones, la ropa que se lava y el guardarropa.

El ancho de banda también permite uno de los principales casos de uso 5G: el reconocimiento de imágenes. ASOS fue un precursor en este sentido con su aplicación que permite tomar una foto de un artículo de ropa y encontrar el producto más parecido dentro de su tienda electrónica.
Entonces, ¿cuándo podremos disfrutar de 5G? Las seis ciudades más grandes del Reino Unido son los mercados elegidos para lanzarlo a mediados de 2019, a los que seguirán varias ciudades grandes para finales de año. Debido a los desafíos de las señales que pasan a través de objetos físicos, parece que la 5G estará en nuestros hogares y lugares de trabajo antes que en nuestros teléfonos inteligentes.

Con 5G en nuestros hogares, podría eliminarse la necesidad de estar en un lugar de trabajo físico. 4G habilitó la transmisión de video, VPN remotas y acceso a la nube, que según nuestro Director de Recursos Humanos, por ejemplo, utiliza 4.2 millones de personas en el Reino Unido que trabajan regularmente desde su hogar, aproximadamente el 12% de la población activa en UK. Será interesante ver cómo evolucionan los lugares de trabajo con velocidades más rápidas y más dispositivos conectados.

 


Ben McInerney es head of innovation global de Wavemaker, agencia de medios perteneciente a GroupM (IPG). Desde esta posición, que desempeña en Londres, lidera el área de innovación de la red de agencias a nivel mundial. De origen australiano, McInerney ha sido uno de los profesionales de referencia menores de 30 años dentro del área de las agencias. A lo largo de su trayectoria profesional ha formado parte de agencias como Pureprofile, Enigma Comunicación, Mediacom y MEC, entre otras empresas.