La Agència Catalana del Consum y el Colegio de Publicitarios estudian la incidencia de la nueva publicidad en el consumidor

El convenio permitirá velar por los derechos de los consumidores y fomentar la relevancia de la comunicación publicitaria en la economía catalana.

El Col•legi de Publicitaris i Relacions Públiques de Catalunya y la Agència Catalana del Consum han firmado un convenio de colaboración que establece un marco de cooperación mutua que permite el seguimiento del sector de la publicidad y el marketing y fomentar el conocimiento y comprensión de las técnicas de la comunicación publicitaria y la influencia que tiene el consumidor.

Ambas entidades cooperarán en la emisión de dictámenes y estudios sobre aspectos comunicacionales. Además, el convenio conlleva la organización conjunta de actividades de divulgación y formación relacionadas con la profesión publicitaria para promover o realizar análisis y estudios sobre el cumplimiento de la normativa legal y deontológica en materia de publicidad, en un contexto de defensa y protección de las personas, como consumidoras y usuarias.

Así, la Agència Catalana del Consum tendrá a su disposición el Colegio para solicitar opinión sobre mensajes publicitarios o campañas y adecuar las normas y principios. Por su parte, el Col•legi podrá comunicar o denunciar ante la Agència cualquier conducta ilícita que conozca en materia de consumo, relacionada con la actividad.

“Uno de los objetivos de la Agència es mantener los consumidores debidamente informados y esto pasa por perseguir la publicidad engañosa. En este sentido el convenio prevé el apoyo del Col•legi de Publicitaris para realizar las acciones que nos ayuden a garantizar los derechos de los consumidores”, añade la directora de la Agència Catalana del Consum, Elisabeth Abad.

Para Rosa Romà, decana del Colegio, este convenio “permite hacer un correcto uso de la comunicación publicitaria en defensa del consumidor y pone de relieve la transformación del sector”.