España: la saturación publicitaria de internet alerta a los internautas mas avanzados

El 85% de los navegantes considera muy o bastante molesta la publicidad en la red de redes, siendo así el principal problema que ven en el medio internet.

La publicidad, o mejor dicho, el exceso de publicidad y mensajes de marcas dentro del universo web comienza a hartar a los internautas españoles. Aunque la percepción de saturación publicitaria del medio no es perceptible por todos los usuarios, sí que lo es al menos para los más avanzados (heavy users). Eso se desprende de una nueva edición del estudio “Navegantes en la Red”, realizado anualemnte por la AIMC en base a las declaraciones de más de 23.000 navegantes catalogados como heavy users del medio digital en España, lo que ayuda a detectar tendencias que uno o dos ejercicios más tarde son realidades aceptadas o asumidas por el grueso de la población internauta.

En general a los usuarios más avanzados les resulta muy negativa la publicidad en Internet (el 85,3% de los navegantes la considera “muy” o “bastante molesta”), pero por otra parte la reconocen inevitable para el desarrollo del medio (el 56,1% la ve como “muy” o “bastante necesaria”).
Un porcentaje que nos invita a pensar que el modelo de negocio de pago en la red está lejos de aceptarse o asumirse por parte del usuario, que opta por tolerar los desarrollos publicitarios antes que pagar por disfruitar de contenidos en la web.

Según los responsables del estudio, en comparación con otros medios la publicidad online no resulta más interesante (según el 70,7%) ni más útil (58,8%). Los anuncios en el móvil tampoco salen favorecidos pues la mitad de los internautas (48.4%) los consideran “muy molestos”. Altos porcentajes de rechazo, sobre todo si tenemos en cuenta que hablamos de entornos y canales donde la capaciad de segmentación para lanzar el mensaje es muy alta y el escenario propicio para desarrollar contenidos de marca o corporativos que aporten valor y no sean percibidos como meras publicidades.

Esta edición del estudio refleja lo que será la realidad a corto plazo para el medio: que se trata de un espacio de disfrute multidispositivo donde se impondrán los accesos desde dispositivos móviles. De momento el smartphone se estrena como el terminal o punto de acceso que más gente utiliza para conectarse a la red (el 85,5% de los encuestados lo usan más y durante más tiempo y para más usos que hace un año). Además crece la conexión a través de tablet (el 43% lo utiliza), el almacenamiento en la nube (lo usa el 59%) y la teleformación.

Compras
La diversificación de usos de Internet incluye el ‘showrooming’ (o lo que es lo mismo, el hábito de mirar y probar un producto en las tiendas físicas para luego terminar adquiriéndolo en Internet, donde se espera conseguir un precio más ventajoso). El 28,3% de los entrevistados declara haber consultado un producto en una tienda física y haberlo comprado online, en el último mes.

Sin embargo, es mayor el fenómeno contrario, pues un 41,6% declara haber visto las características y precio de un producto en Internet para terminar adquiriéndolo en una tienda física. Y aproximadamente uno de cada cinco ha utilizado el móvil mientras estaba en una tienda física para buscar valoraciones (21,1%) o comparar precios (19,3%) de un producto que estaba viendo en ese momento. Paralelamente, otro de los hábitos de compra que trajo de vuelta consigo la era online, el de la compra-venta de segunda mano, disminuye 8,2 puntos en dos años para situarse en el 12,1%.

Más información sobre este estudio y el perfil actualizado del internauta en España en el número 301 de la edición impresa de El Publicista