Caídas generalizadas en el sector de la investigación

Se estima un crecimiento del sector de investigación de mercados para 2010 en torno al 3%

La crisis, entre otras cosas, ha sido el catalizador de un nuevo entorno en el que la industria de la investigación ha sufrido el primer batacazo desde 1988, perdiendo en total un 4,6% de mercado, es decir, 28.900 millones de dólares. Según el ranking de empresas presentado por Aedemo, Esomar y Aneimo, TNS encabeza la lista de compañías de investigación en volumen de negocio en 2009, a pesar de que su facturación decrece un 5,9%, alcanzando los 102.509.000 millones de euros. Le sigue en segundo lugar el Grupo GfK que registra 37.991 millones de euros, si bien ha perdido un 4,1% respecto a 2008. En tercer lugar se sitúa Millward Brown Spain, con una variación negativa del 10,3% y rozando los 25 millones de euros de facturación en 2009. Ipsos y Synovate están en cuarta y quinta posición con unas pérdida del 19,1% y 32,5%, respectivamente y una facturación de 21.509 y 13.814 para el primero y el segundo. Análisis e investigación crece un 41,7%, aumentando su facturación dos millones de euros respecto a 2008 y consiguiendo ocho millones de euros. En séptimo, octavo y noveno puesto están Advira Beyond Research, Instituto Dym e Ikerfeld, respectivamente. La variación de su cuota es negativa para los tres y acaban 2009 con 6.071, 5.419 y 4.173 millones de euros cada uno de ellos. En el décimo lugar está Cegedim Strategic Data, que crece respecto a 2008 un 32,5% y supera los cuatro millones de euros de facturación. En las últimas posiciones del ranking están Random, que ha facturado en 2009 3.721millones de euros, ASM Grupo con 3.240, Quota Research crece un 17,6% y supera los dos millones y medio de euros de facturación, Idea que alcanza 1.662 millones y Rosenthal Research con 802, pese a una variación negativa del 23,1%.

A pesar de una caída algo mayor que la media europea, España mantiene su 5ª plaza europea y es el 8º país del mundo en facturación del sector. Reino Unido, al igual que en años anteriores, sigue siendo el motor europeo en investigación de mercados. Rusia, Suecia y Francia son de los que mejor resisten a la crisis. En toda Europa, el único crecimiento positivo ha sido el de Bulgaria. Todas las previsiones de cara al 2010 son optimistas y se confía en crecer en torno a un 3%. En ese sentido, los mercados más grandes en volumen, como EEUU, prevén un crecimiento moderado, mientras que los mercados emergentes, en especial Latinoamérica y Asia Pacífico prevén unos crecimientos más optimistas. Europa es el área más cauta en sus previsiones, y la zona en la que las expectativas de recuperación económica son más tardías. En España, ESOMAR prevé un crecimiento muy moderado y un aumento de los estudios para clientes en España, principalmente en el área de bienes de consumo no duradero. Asimismo se prevé un crecimiento continuado de la investigación online y un repunte de la investigación ad hoc y de otros estudios continuos, concretamente de los cualitativos. Quizá, por que como señala Daniel Cuende, miembro del comité de la Conferencia de Innovación de ESOMAR, ahora la investigación es más rápida, barata y personalizada, en parte, debido a que “la crisis ha catalizado un nuevo entorno” que, a finales de 2010 “puede arrojar datos positivos”. Lo cierto es, según el presidente de Aedemo, Lluis Fatjó, que “las empresas están mejor adaptadas que nunca para reforzar sus sistemas de investigación, aunque es cierto que aún se notan los sacrificios que se han hecho en este tiempo de crisis, como las bajadas de precios, que en algunos casos han sido temerarias”.
 
Por otra parte, los ponentes han hablado de los consumidores como eje de sus investigaciones. Para la jefe Business intelligence de Carrefour, MªJosé Fuertes, “hay una demanda considerable de conocimiento sobre los consumidores”. En su opinión, es necesario conocerlos a través de preguntas con respuestas sencillas y accionables para que cada empresa las pueda llevar a cabo en un tiempo cada vez más corto, y en ese sentido, añade Daniel Torres, director del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones, se necesita saber medir para tener capacidad de innovación. Para Fatjó, la industria “está en buenas condiciones para hacer un buen uso de la tecnología en la recogida de datos y su análisis para transformar los datos en conocimiento útil y operativo para el cliente”.