La publicidad llegará finalmente a Whatsapp

Facebook está ultimando los desarrollos necesarios para que la publicidad de terceros se integre de forma natural en la pataforma de mensajería instantánea a lo largo del año 2019

Tras varios meses de rumores en prensa y medios de todo el planeta todo indica que Facebook permitirá la presencia de publicidad de terceros en Whatsapp (WhatsApp) en los próximos meses. De hecho el desarrollo tecnológico necesario para ello ya está avanzado, según ha publicado el portal especializado en la plataforma WabetaInfo. Una información de la que se han hecho eco diferentes medios económicos norteamericanos igualmente. Cuatro años después de comprar la plataforma de mensajería instantánea por 22.000 millones de dólares la compañía de Mark Zuckerberg abrirá la puerta a las empresas anunciantes interesadas en alcanzar a una audiencia potencial de más de 1.500 millones de usuarios repartidos por todo el planeta, a pesar de que sus impulsores y propietarios originales (Jan Koum y Brian Acton) siempre han defendido que la app estaría libre de publicidad. Desde sus inicios los usuarios pueden enviar texto, imágenes y videos de forma segura sin pagar (salvo actualizaciones que no superaban el euro anual) ni ver publicidad en la plataforma.

Pero Facebook ha comenzado a trabajar en la implementación de anuncios en la versión iOS de la plataforma de mensajería instantánea y lo hará próximamente para sistemas Android. Todo indica que la publicidad en WhatsApp seguirá los pasos de la que se sirve en Instagram (igualmente propiedad de Facebook) o en la propia red social Facebook mostrando anuncios y campañas o contenido de marca entre las historias personales, una opción de la aplicación que los usuarios han aceptado y emplean de forma cotidiana interactuando con sus contactos.

En unas declaraciones recientes a la revista Forbes, el propio Acton ha revelado que Zuckerberg tenía planes para publicar anuncios en la aplicación antes incluso de la adquisición de WhatsApp. Sin embargo, ambas compañías llegaron a un acuerdo de no monetizar la plataforma de mensajería con anuncios en el momento de la compra. Una cláusula que se ha respetado hasta la fecha. De hecho Facebook, en estos cuatro años, se ha limitado a explotar la aplicación como fuente de data para fortalecer su oferta y músculo comercial global, a base de conocimiento y control de usuarios, por lo que la pataforma ha incurrido en pérdidas desde entonces.

Esta decisión de Facebook para implantar la publicidad en la plataforma de mensajería no debería entenderse como la primera apertura o guiño hacia los anunciantes, de todas formas. El grupo ya presentó en su día WhatsApp Business, una herramienta que ayuda a las empresas a gestionar los mensajes con sus clientes, por lo que entramos en el campo de la gestión, fidelización y captación de clientes con evidentes opciones o variables comerciales. Esta versión de WhatsApp ofrece a las empresas la posibilidad de interactuar con los clientes a través de una plataforma con servicios adicionales a los de la versión básica. Entre otras opciones la opción business permite la contestación automática de mensajes y la posibilidad de clasificarlos en varias carpetas.

El propio Zuckerberg explicó públicamente este mismo año que el objetivo era acelerar la monetización de sus aplicaciones de mensajería. En Messenger, otra aplicación de la misma compañía, han optado por insertar publicidad en la página principal y esperan que la app sea rentable antes de cinco años. Y este mismo este verano varios portavoces de Whatsapp anunciaron que se estaba trabajando en diferentes opciones para monetizar la plataforma. Una de ellas era, precisamente, poner una barrera de pago por Whatsapp Business (cobrar a las empresas por el servicio de mensajería específico). pero finalmente parece que se ha impuesto la opción de implantar la publicidad para todos los usuarios de la herramienta.

En base al negocio que generan otras plataformas de mensajería instantánea como WeChat o Line, que tienen un modelo de negocio sustentado principalmente por la publicidad y contenidos de terceros que aparecen en la app, WhatsApp podría generar unos beneficios de entre 5 y 15 mil millones de dólares anuales, según un informe realizado por la consultora americana Trefis.